Qué son las perlas d emallorca

Bajo muchos criterios se tratan estas maravillosas creaciones, para unos una maravilla de la industria joyera y para otros una simple imitación de algo invaluable como lo es la belleza natural.

La realidad no dista mucho de la opinión y para esto, cuando hablamos de perlas podríamos dividirlas en tres diferentes tipos:

Perlas Naturales o Perlas Finas: Es la que se genera de forma natural en el interior del animal, producto de una partícula exterior, que el organismo asimila como un intruso y por ende, su mecanismo de defensa crea una capa sólida alrededor de este, formando la perla en un proceso que tarda varios años y un producto que varía en color y tamaño.

Perlas Cultivadas: Esta se crea en el interior del animal, por lo que se puede decir que son naturales, pues no han sido fabricadas en una industria o laboratorio, la diferencia radica en que el “intruso” , la partícula que inicia la formación de la perla, ha sido introducida por el humano, acelerando el proceso de formación de la misma. Una de las diferencias más notables físicamente es su peso, ya que el núcleo es diferente, normalmente hecho de madreperla y más pesado que el natural.

Perlas de Mallorca: Denominadas así por su fabricación en la Isla Española, estas perlas también son llamadas “perlas orgánicas” por características de su proceso de creación.

La perla se forma a partir de un núcleo de mineral, específicamente opalina, luego, alrededor de este núcleo y de forma muy cuidadosa se van agregando capas de una sustancia que los fabricantes definen como “Esencia Perlada” y que provee a la piedra de un particular y hermoso terminado brillante.

Las perlas de Mallorca son piedras preciosas con un costoso valor debido al exhaustivo y detallado proceso de fabricación que requiere de una gran cantidad de recursos económicos para su correcta implementación.

De manera que las perlas de Mallorca, gracias a la exquisitez de su manufactura hoy por hoy ocupa un importante lugar de prestigio en la joyería a nivel mundial.