Espinela piedra preciosa confundida con el rubí

La espinela una piedra preciosa que durante siglos fue confundida con el rubí adquiriendo sin quererlo, una fama inmerecida, la espinela es hoy en día una piedra más rara que el rubí, pero aún asi, menos valiosa.

 

 

El origen del nombre de este mineral es confuso, los expertos están indecisos si se deriva del griego significativo para chispa o del latín espina. Aunque comúnmente se le conoce como espinela roja, también viene en distintas tonalidades ya sea rosa, purpura, azul, naranja, verde, negro y color pastel.

Tiene una  excelente claridad y cuenta con una gran dureza (8 en la escala de Mohs) lo que la hace una joya muy eficiente en trabajos de joyería, siendo capaz de remplazar el rubí y zafiro.

Principalmente se encuentra en depósitos importantes que están en Myanmar, Tailandia, Afganistán, Brasil, Australia, Madagascar, Nigeria, Tanzania, Camboya y Estados Unidos.

La espinela se forma en rocas metamórficas, como los mármoles, y en rocas ígneas, como los granitos, también es fácil hallarla en depósitos aluviales, entre piedras y arenas arrastradas por los ríos, estos depósitos se llaman placeres de gemas. La espinela es una piedra transparente, fluorescente a los rayos ultravioleta y que existe en todos los colores, si bien la tonalidad más apreciada es el rojo intenso semejante al del rubí.

En la antigüedad se creía que esta era una piedra mágica que ahuyentaba la melancolía, la espinela ha sido considerada durante mucho tiempo un carbuncio, nombre que se les otorgaba a las piedras preciosas como el granate o el rubí, ya que se suponía brillaban en la oscuridad como un carbón encendido.